domingo, 21 de septiembre de 2008

"Desempleo y limosna"

Al pasar todos los días por las escaleras de salida en la estación universidad de la línea 3 del metro, me doy cuenta del tipo de personas que me encuentro en el camino, unas están esperando a otras, otras van con gran prisa hacia sus destinos, pero lo peor que he visto, son las personas que piden limosna en las escaleras. Nadie sabe porque están ahí, esas personas no son verdaderamente honradas, porque si lo fueran en lugar de pedir dinero, pedirían trabajo. Bueno aunque esto también se les negaría porque el desempleo en México es un problema muy común que puede afecta a todos en gran parte de nuestro país en agosto de este año un millón 886 mil 590 personas. Al multiplicar eso por el salario mínimo que habrían obtenido estas personas en un mes, ahorita estaríamos hablando de ¡$2,884'218,792.00 de pesos! dinero que obviamente no existe. Y ese dinero pudo haber sido utilizado para comprar vestido, comida o vivienda y al comprar estos artículos se hubieran generado aun más empleos.
Y retomando lo anterior acerca de los que piden limosna…, el gobierno y la sociedad debemos de acabar con esto. “¿Dar limosna es una obra de caridad? muchos creemos que por dar limosna ya realizamos nuestra obra de caridad del día o nos sentimos mejor por creer que estamos ayudando a alguien pero desgraciadamente la gente que en la actualidad pide limosna ya no es gente que de verdad lo necesite esta gente al darse cuenta que pidiendo limosna ganan buen dinero pues se les hace muy fácil y cómodo hacerlo, ya no tienen que trabajar, solo piden que les regalen dinero”[1] así que está en nuestras manos no seguir con este problema, también puede afectar la economía de nuestro país porque el dinero es aportado sin trabajo. Lo cuál es peor, ¿a ti te gustaría que en 10 años un limosnero ganara igual que tú, siendo que tú te has esforzado por alcanzar tus objetivos?



[1]http://problemas-socio-economicos.blogspot.com/2008/09/dar-limosna-es-una-obra-de-caridad.html

1 comentario:

Rocío Rivera Castillo dijo...

En efecto, este es un problema social grave ya que lejos de ayudar quienes dan "limosna" a estas personas, promueven el conformismo en ellas. Si bien esto puede ser la consecuencia del desempleo y la situación económica del país, tampoco se debe tomar como pretexto para obtener dinero "facil". Es responsabilidad de cada quien dar limosna, pero tomemos en cuenta que cada peso que tenemos en la bolsa es producto de nuestro trabajo y esfuerzo diario.